¿Qué es Distonía Focal del Músico?

Distonía Focal es un sufrimiento silencioso experimentado por deportistas, músicos, bailarines, escritores, cirujanos…

La Distonía Focal en el Músico está mal-diagnosticada en la mayoría de los casos. Con mucha frecuencia el músico prueba terapias distintas antes de ser diagnosticado correctamente.

Se estima que el 1 % de los músicos padecen de Distonía Focal y hasta ahora no se ha conocido un tratamiento efectivo para ella. Los tratamientos tradicionales han incluido inyecciones de Botox en los músculos afectados con resultados de muy corto plazo y riesgos de daño muscular y reentrenamiento muscular. Investigaciones recientes han demostrado que el reentrenamiento muscular tiene una capacidad limitada para resolver la Distonía Focal del Músico.

Es un tipo de distonía que afecta a un músculo o grupo de músculos en una parte específica del cuerpo (de allí el término “focal”). Causa una contracción o retorcimiento muscular involuntario e indeseado. La Distonía Focal puede afectar músculos de los ojos, boca, cuerdas vocales, cuello, manos, pies…

Hace que sea imposible llevar a cabo ciertos movimientos de alta precisión a pesar de poner en ello toda concentración o esfuerzo. Lo que lo hace más perplejo aun es que en la mayoría de los casos aparece de repente.

He trabajado con distonías focales distintas, entre ellas: las de los músicos que no pueden mantener su embocadura, que su lengua no la pueden articular al principio de la nota; músicos que sus dedos entran en espasmos y se encogen con rigidez en la palma de su mano; deportistas a los que se les bloquea el cuerpo o que no pueden soltar precisamente el balón en el momento oportuno.

Causas de la Distonia Focal del Músico

La suposición común es que la causa del trastorno está en los músculos afectados, sin embargo la raíz del problema es un complejo de conexiones neuronales erróneas aunque los síntomas se manifiesten en los músculos.

Dentro de la parte del cerebro que almacena el esquema corporal (corteza somato sensorial) hay un solapamiento neuronal erróneo que no tienen músicos que no padecen distonía focal. En vez de recibir mensajes individualizados y separados de los dedos o de la lengua y boca, por ejemplo, al estar sus conexiones neuronales solapadas, hay una confusión de control motor. Eso lleva a las tensiones, espasmos y torsiones musculares e involuntarias que el músico experimenta. También se crea disociación entre el esquema corporal del músico y las sensaciones en el cuerpo que están registradas en el cerebro. Por ejemplo, clientes me manifiestan con frecuencia que es como si su mano no les perteneciera o que es como una extraña en su cuerpo.

Además, científicamente se ha demostrado que las señales que se mandan para activar los músculos se disparan durante más tiempo del normal y que los músculos que normalmente funcionan juntos para controlar los movimientos no están coordinados. Por ejemplo, en la muñeca hay una pareja de músculos que funcionan juntos con otro músculo contrayéndose mientras que el otro se relaja. En músicos con Distonía Focal de la Mano, los dos músculos se contraen a la vez y da la sensación de rigidez en el movimiento de la mano. Se cree que la causa es una disfunción en la parte central del cerebro que almacena nuestros movimientos habituales (los ganglios basales) que manda mensajes erróneos a las partes del cerebro que controlan los movimientos y sensaciones corporales (las cortezas motoras y somato- sensoriales).

Tipos de Distonía Focal del Músico

La Distonía Focal del Músico puede afectar a cualquier parte del cuerpo que le impida la correcta ejecución de su instrumento.

Distonía Focal

DE LA MANO

Distonía Focal

DE LA EMBOCADURA

Distonía Focal

DE LAS CUERDAS VOCALES

Por ejemplo en la Distonía Focal de la Mano, los dedos se cierran involuntariamente dentro de la palma con un alto nivel de tensión y el músico no es capaz de relajarlos y recuperar su funcionamiento normal. Igualmente con la Distonía Focal de la Mano, los dedos anular y meñique se extienden con rigidez, pierden la precisión de sus movimientos o los dedos se sienten pegados a las llaves o cuerdas del instrumento.

En la Distonía Focal de la Embocadura los músculos de alrededor de la boca o de la lengua entran en contracciones o torsiones involuntarias.

La Vulnerabilidad del Músico a la Distonía Focal

El músico es especialmente vulnerable a la Distonía Focal por la extremadamente alta precisión neuronal que se ha ido desarrollando en su cuerpo mediante miles de horas de práctica.

Estudios psicológicos han demostrados que músicos con Distonía Focal sufren de más ansiedad y tienen más tendencia al perfeccionismo que los demás músicos. Se ha demostrado como este perfeccionismo y la auto-exigencia que le acompaña han sido aprendidos a una edad temprana y afecta al cerebro físicamente.

Además está precisión está estrechamente relacionada con su expresión emocional. Una de las causas centrales de la Distonía Focal es justo esta combinación de destrezas motoras finas tan altamente entrenadas con esa expresión emocional cuando está practicado con exigencia y perfeccionismo.

Respuestas Comunes A La Distonía Focal Del Músico

Ninguna de estas respuestas son necesarias cuando comprendemos las causas de la Distonía Focal y cómo utilizar técnicas de Neuroplasticidad y neurogénesis para resolverlas, eliminar los síntomas y capacitar al músico para recuperar completamente el control sobre su cuerpo y volver a tocar su instrumento sin Distonía Focal.